¿Por qué el etanol no aumenta la contaminación?


Desde hace años que es conocida la discrepancia de criterios entre quienes defienden la condición ecológica del uso del etanol como combustible y quienes la cuestionan.

Con el fin de contribuir a aportar un poco más de información sobre esta discrepancia, recientemente se ha realizado un análisis por parte de un acreditado laboratorio independiente.  Análisis en el que únicamente se han tenido en cuenta las emisiones emitidas por el producto final y no se ha tenido en cuenta el factor contaminante de los medios necesarios para poder llegar a obtener los dos combustibles analizados y presentados en sus respectivos envases.etanol

Resultado

En este análisis se trataba de comparar el nivel de contaminación producido por la combustión de gases de refinería y por la combustión del etanol. Teniendo en cuenta el poder calorífico de cada combustible, el factor de emisión analizado y los valores de los distintos componentes obtenidos, se concluye que “la determinación del origen en el etanol justifica que la emisión de CO2 corresponde a una “devolución al medio ambiente” del CO2 captado previamente por el proceso de fotosíntesis. Por el contrario, en el caso de tratarse de un combustible de origen no biológico (mineral o petrolífero), la emisión no justificaría una reducción previa a la emisión como la que se produce durante la fijación del CO2 por los organismos que producen un etanol de origen biológico”. En consecuencia, la combustión de los combustibles de origen no biológico (mineral o petrolífero), contribuyen a aumentar los niveles de contaminación en la atmósfera, mientras que la combustión de combustibles de origen biológico como es el caso del etanol, no contribuyen a que se produzca dicho aumento con lo cual queda acreditada su condición de combustible no contaminante.

Con esta conclusión entendemos que debería quedar suficientemente aclarada la base de esta controversia que viene dada más por la contaminación que producen los combustibles de origen no biológico utilizados en todo el proceso necesario para la obtención del etanol, que por la contaminación que pueda llegar a producir su propia combustión.